¿Qué es y cómo se realiza un  Eco-Doppler de troncos supraórticos?

Es una técnica diagnóstica no-invasiva para el estudio de los vasos localizados en el cuello, responsables del flujo sanguíneo cerebral.  En relación con los trastornos neurológicos, es especialmente importante para el estudio de las arterias carótidas y vertebrales.

Es una técnica inocua, que no causa molestia y se realiza con un pequeño dispositivo que emite ultrasonidos (sonda) aplicado superficialmente sobre la piel del cuello. Las ondas ultrasónicas, al chocar con las partículas de los tejidos, se reflejan (eco) y son captadas por un receptor. Esta información recibida es analizada y transformada por un ordenador en imágenes y ondas que representan velocidades del flujo de la sangre. Mediante estos datos podemos estudiar en imagen la pared de las arterias, cómo se rellenan y las velocidades de la sangre.

La interpretación de toda esta información permite saber si una lesión que estrecha (estenosa) una arteria puede provocar un problema por falta de flujo sanguíneo (isquemia).