COVID-19

Vacuna para la COVID y la terapia genética

Publicado por:

El Dr. Ángel Aledo, uno de nuestros neurólogos especialista en epilepsia, comparte con nosotros, la información que ha reunido sobre la vacuna covid y terapia genética: ¿Cómo puede afectar la vacuna contra la Covid19 las posibilidades de terapia genética?.

Todo lo que rodea a la #COVID19 causa revuelo y levanta polémicas y dudas. En los últimos tiempos ha habido muchas cuestiones que afectan a la #vacunación, a los tipos de vacunas o a la población que va a recibirla. Pero recientemente hay una pregunta que ha ganado importancia entre la comunidad de familias y grupos/asociaciones de #EnfermedadesRaras, especialmente aquellas de origen #genético.

Vayamos por partes. La cuestión clave es si las personas con enfermedades de origen genético, que podrían ser tratadas con terapias genéticas (como los vectores virales), pueden ver limitado su acceso a estos tratamientos en un futuro si ahora se administran una vacuna SARS-CoV-2. Y la respuesta, como casi siempre, es compleja y aún presenta algunas dudas.

El tema ha llegado tan lejos que incluso algunas compañías han publicado explicaciones específicas en su web, como Sarepta (una compañía que produce terapia génica para una miopatía genética, la enfermedad de Duchenne). Podéis leerlo aquí👉https://www.jettfoundation.org/…/sarepta-therapeutics…

Como no soy experto en tema de vacunas y vectores he estado leyendo y preguntando a colegas como Rubén Hernández Alcoceba (a quien agradezco desde aquí su ayuda), que lleva años investigando sobre vectores virales en #SCN1A en CIMA.

Vacuna covid y terapia genética: algunas conclusiones

  • En principio no hay un riesgo conocido de que recibir una de estas vacunas vaya a comprometer el futuro acceso o eficacia de las terapias génicas que por ahora conocemos. Sin embargo, el tema es suficientemente trascendente como para exigir una conversación y planteamiento con el neurólogo o médico de referencia, porque las informaciones y el conocimiento evoluciona rápidamente y es bueno que se conozca desde todas las partes.
  • Las vacunas #ARN (#Pfizer y #Moderna): Estas vacunas serían las más seguras a este respecto. No hay pruebas ni sospechas que sugieran que una vacuna de ARNm provoque el desarrollo de anticuerpos contra vectores virales que se puedan usar en terapia génica. Una vacuna de ARNm pretende enseñar al cuerpo a reconocer y defenderse contra una proteína que es específica de COVID-19 (la proteína COVID spike). Si funciona como se pretende, la respuesta inmunitaria -con anticuerpos dirigidos a la proteína COVID spike- se desencadenaría si el cuerpo se infecta posteriormente con COVID-19. Como el vector viral no está relacionado con el virus causante de la COVID-19 y no contiene la proteína COVID spike, no sería esperable una respuesta inmunitaria a la terapia génica basada en vectores virales como resultado de una vacuna ARNm contra COVID-19.
  • En cuanto a las vacunas que utilizan #Adenovirus como vectores (como #AstraZeneca): Cuando las vacunas utilizan un vector viral la situación es algo más complicada. En principio un tratamiento que utiliza un vector viral, como el adenovirus, solo puede funcionar si la persona no está inmunizada previamente para ese virus. AstraZeneca ha utilizado para su vacuna un adenovirus de chimpancé (ChAdOx1), para el que la inmunización en la población (número de personas que tienen defensas contra ese virus) es muy baja. Sabemos que las personas que reciban esta vacuna probablemente no podrían recibir ningún tratamiento o vacuna que utilizara este mismo virus porque estarían inmunizados. Sin embargo, este virus es muy específicos (es solo un «serotipo»), y hay cientos de tipos para los que no estarían inmunizados y, por tanto, se podrían utilizar. Además, probablemente este tipo lo haya patentado la empresa y no se utilizará para otras cosas. La duda es si podría haber «reacción cruzada» (inmunidad frente a este virus al recibir la vacuna que luego me impidiera recibir otro adenovirus). Esto no lo sabemos a ciencia cierta, pero no es esperable. Lo que sí sabemos es que la inmunidad a adenovirus, no afecta a los virus adeno-asociados (AAV), que son, por ejemplo, los que está investigando la #Encoded o los que utiliza Rubén Hernández en el CIMA. Esto es una muy buena noticia porque permitiría utilizar esta vacuna de AstraZeneca con más tranquilidad.
  • Por último las vacunas con virus adenoasociados (#AAV): no existe ninguna aprobada por el momento. Recientemente se ha publicado que la Fundación Gates va a financiar junto a un equipo con experiencia en terapias génicas usando AAV del Mass General Brigham el estudio y producción de una vacuna para COVID19 usando un serotipo de AAVque se sabe que funciona en terapias génicas para enfermedades oftalmológicas y del oido. El serotipo utilizado de adenoasociado (rh32.33), en principio no será utilizado para otras terapias. Pero en este caso sí que existirían dudas de si puede haber reacción cruzada con futuras génicas usando AAV (como Encoded), a pesar de que sean serotipos diferentes. Está pregunta tendrá que ser planteada en el futuro y esperemos que haya investigación y podamos resolver estas dudas en un futuro cercano.Link de prensa: https://www.eurekalert.org/pub…/2021-01/meae-asr012721.php

En resumen:

Creo que con la información que tenemos debemos ser prudentes, pero no hay motivos para alarmarnos con las vacunas que se están utilizando de manera mayoritaria por el momento. Sin embargo, debemos actualizar la información (que cambia por semanas), y estar en contacto con los médicos responsables si hubiera que tomar decisiones de vacunación inminente. Espero que os sea útil a todos, y si alguien ve algún error en lo que he comentado estaré encantado de aprender y corregir lo que sea necesario. Esta información es muy nueva para todos y seguiremos aprendiendo.

ACTUALIZACIÓN (30.07.2021)

Os dejamos un enlace que puede ser de interés, con información actualizada: https://t.co/nvEymr269H?amp=1

Si quiere recibir mas información sobre este tema, o contactar con nuestros especialistas, puede hacerlo escribiendo a: info@neurologiaclinica.es, llamando al teléfono: +34 913875250 o con el formulario de contacto de nuestra web: CONTACTO.

isapastor1969Gracias por la info❤️1 Me gustaResponder

isapastor1969Nos darán opción a elegir?Responder

Ver respuestas (2)

olgamorenovazquezMuchas gracias!!1 Me gustaResponder

juanola3Si pudiéramos elegir la vacuna para un paciente con Dravet, las mejores opciones son Pfizer o Moderna? AstraZeneca sería la tercera opción? Gracias por la información a ti y a Rubén Hernández

0

Neurología y COVID19 – Actualización

Publicado por:

En marzo del pasado año el Dr. A. Jiménez, neurólogo adjunto al Programa de Neurología Clínica del Servicio de Neurología, escribió una entrada en nuestro blog sobre COVID19 y neurología, actualmente se tiene mucha mas información y por este motivo ha escrito una actualización.

Neurología y COVID19

MANIFESTACIONES NEUROLÓGICAS DE LA INFECCIÓN POR EL VIRUS SARS-CoV-2

La infección por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2 produce una serie de manifestaciones clínicas que se engloban bajo el término COVID-19.

Los síntomas iniciales suelen consistir en congestión nasal, pérdida de olfato, tos seca, dolores musculares y fiebre. En la mayoría de los pacientes la enfermedad tiene un curso limitado y benigno. No obstante, en algunos casos la enfermedad sigue un curso agresivo, caracterizado por dificultad respiratoria progresiva y una respuesta inflamatoria severa, precisando medidas de soporte avanzado, como la ventilación mecánica.

Conforme hemos ganado experiencia con la COVID-19 hemos aprendido que un porcentaje elevado de pacientes desarrollan síntomas neurológicos significativos.

Algunas de estas manifestaciones eran esperables, dado que ocurren de forma habitual en el contexto de otras viriasis y enfermedades graves. Por ejemplo, la mayoría de los pacientes que requieren cuidados intensivos, no solo por COVID-19, desarrollan un síndrome confusional agudo (encefalopatía aguda), caracterizado por fluctuaciones en el nivel de alerta, desorientación, inatención, confusión y, en algunos casos, agitación psicomotriz, alucinaciones visuales e ideas delirantes (p.ej. falsos reconocimientos de personas o lugares). También es un hallazgo muy frecuente en pacientes críticos el desarrollo de una neuromiopatía difusa, que cursa con debilidad generalizada y tiene un origen multifactorial (inmovilidad, respuesta inflamatoria, bloqueantes musculares…).

Como un dato peculiar, en algunos pacientes el síntoma predominante de COVID-19 es el dolor de cabeza. En ocasiones incluso presentan síntomas neurológicos transitorios asociados (p.ej. síntomas sensitivos, alteraciones visuales), similares a los que describen los pacientes con migraña con aura. En la mayoría de los casos en los que se ha analizado el líquido cefalorraquídeo (LCR) no se ha detectado el virus, por lo que se piensa que puede depender de la respuesta inflamatoria sistémica (p.ej. aumento de citoquinas).

Como hemos señalado, la pérdida de olfato y las alteraciones del gustoson manifestaciones precoces de la enfermedad y, en general, su intensidad es desproporcionada al grado de congestión nasal. Estos síntomas se pueden explicar por una lesión del epitelio olfatorio, pero varios estudios de neuroimagen han demostrado que también pueden producirse lesiones en los bulbos olfatorios y otras regiones adyacentes del sistema nervioso.

Por su parte, la incidencia de infartos y hemorragias cerebrales en COVID-19 es superior a la observada en otras infecciones víricas. Con toda probabilidad esta particular susceptibilidad a los ictus, incluso meses después de haber pasado la enfermedad aguda, depende de una combinación de factores, incluyendo el estado protrombótico asociado a procesos inflamatorios, la disfunción del sistema renina-angiotensina (el virus emplea la enzima convertidora de angiotensina 2 para acceder al interior de las células), una posible afectación del endotelio vascular y el desarrollo de alteraciones cardiacas embolígenas (p.ej. miocarditis, arritmias).

Con menor frecuencia se han detectado cuadros inflamatorios con afectación del sistema nervioso central (encefalitis, cerebelitis, mielitis) o periférico (polirradiculitis o síndrome de Guillain-Barré). Los datos disponibles sugieren que el mecanismo patogénico principal en estos casos es autoinmune, mientras que la lesión directa por parte del virus parece ser un fenómeno infrecuente o secundario. No obstante, un artículo reciente, basado en una serie de autopsias, sugiere que el virus podría acceder con frecuencia al sistema nervioso central a través de las vías olfatorias.

Por último, el seguimiento de los pacientes con COVID-19 ha mostrado que en algunos casos el proceso de recuperación puede ser prolongado (síndrome post-COVID). Estos pacientes desarrollan síntomas similares a los descritos en el contexto del síndrome de fatiga crónica o la fibromialgia. También es frecuente que tengan quejas cognitivas (p.ej. fallos de memoria). El mecanismo patogénico es incierto, pero por analogía con otros cuadros similares, cabe la posibilidad de que estén participando factores psicológicos, fenómenos autoinmunes e incluso una infección persistente.

Experiencia personal

En mi experiencia he tenido la oportunidad de valorar varios pacientes con COVID-19 y manifestaciones neurológicas. En general, los pacientes más graves, ingresados en la unidad de cuidados intensivos, presentaban cuadros de encefalopatía aguda (síndrome confusional) y neuromiopatía del enfermo crítico de origen multifactorial.

Un paciente de edad avanzada desarrolló un síndrome de Guillain-Barré dos semanas después de haber tenido síntomas leves asociados a COVID-19. Y un paciente de edad media debutó con una encefalitis límbica de curso agresivo, precisando tratamiento con esteroides, inmunoglobulinas y rituximab. Por último, en las consultas de neurología estamos recibiendo un número creciente de pacientes con síntomas persistentes tras COVID-19.

La valoración neurológica de los pacientes con COVID-19

La valoración neurológica de los pacientes con COVID-19 comienza con la anamnesis y la exploración física. En la anamnesis o interrogatorio se recogen los síntomas del paciente, incluyendo sus características, intensidad y perfil temporal. En la exploración física se analizan de forma sistemática las distintas funciones del sistema nervioso (p.ej. estado mental, pares craneales, fuerza, sensibilidad, reflejos, coordinación, marcha). Dependiendo de los datos clínicos se decide si es necesario realizar alguna exploración complementaria (p.ej. pruebas de neuroimagen, electroencefalograma, electromiograma, análisis del LCR).

El tratamiento de los problemas neurológicos

El tratamiento de los problemas neurológicos asociados a COVID-19 se basa en los mismos principios que los aplicados a otros pacientes, dado que en la actualidad no disponemos de tratamientos específicos para estos casos. En particular, los pacientes con ictus y COVID-19 deben manejarse siguiendo las guías y protocolos empleados para los pacientes con ictus en general y los pacientes con síndrome de Guillain-Barré suelen tratarse con inmunoglobulinas por vía intravenosa.

Los pacientes con neuromiopatía del paciente crítico requieren fisioterapia, mientras que aquellos que presentan síntomas cognitivos podrían beneficiarse de un programa de rehabilitación neuropsicológica. El tratamiento de las encefalitis y mielitis es más dudoso, pero ante la posibilidad de un origen autoinmune suelen manejarse con esteroides o inmunoglobulinas. También es importante prestar atención a los síntomas afectivos que pueden aparecer en este contexto y que pueden requerir tratamientos farmacológicos (p.ej. antidepresivos) o psicoterapia.

Para información adicional sobre los problemas neurológicos asociados a COVID-19 recomendamos acceder a los artículos “Neurological associations of COVID-19” (https://doi.org/10.1016/S1474-4422(20)30221-0) y “Neuropathogenesis and neurologic manifestations of the coronaviruses in the age of coronavirus disease 2019. A Review” (https://jamanetwork.com/journals/jamaneurology/fullarticle/2766766).

Nuestro blog, entradas relacionadas:

0

Encuesta pandemia COVID19 pacientes epilepsia

Publicado por:

La Liga Contra la Epilepsia de Holanda y la de Bélgica han elaborado una encuesta para valorar cómo está afectando la pandemia por coronavirus a los pacientes con epilepsia y sus familiares.

Es una encuesta de ámbito internacional y desde el Programa de Epilepsia os animamos a participar, para poder elaborar un estudio que refleje como afecta esta situación en distintos países.

Los datos se tratan de forma anónima.

Finalidad de la encuesta sobre la pandemia por la Covid19 y los pacientes con epilepsia:

1. Evaluar la frecuencia de ansiedad y depresión entre PCE en diferentes fases de la pandemia de COVID-19

2. Identificar las posibles consecuencias de la actual crisis de salud sobre la frecuencia de las convulsiones y la calidad de vida de las PCE

3. Evaluar el acceso de las PCE a los servicios de salud y al tratamiento antiepiléptico.

4. Comparar el impacto de diferentes medidas de control de Covid-19 en diferentes países sobre la calidad de vida de las PCE

0

Estudios sobre el impacto del confinamiento en pacientes con Trastornos del Movimiento

Publicado por:

El confinamiento de los pasados meses, y la pandemia por la enfermedad por coronavirus 19 (Covid-19), han tenido un gran impacto en nuestros pacientes con trastornos del movimiento. Estos pacientes son personas que debido a su enfermedad de base, tienen grandes dificultades para moverse, debido a sufrir lentitud, rigidez y a veces temblor o inestabilidad al caminar. Durante el confinamiento estricto, de los meses de marzo a mayo, los pacientes sufrieron una disminución de su actividad física y social muy importante, así como la restricción de consultas presenciales en el hospital a las exclusivamente urgentes.

Durante nuestros contactos mantenidos por videollamada o telefónicos, los pacientes nos contaban el aumento de síntomas, no sólo a nivel de movilidad, sino otros más relacionados con aspectos del ánimo, como la ansiedad o el insomnio.

Desde la comunidad médica y científica hemos querido investigar el impacto del confinamiento y la pandemia en personas con trastornos del movimiento. Creemos que es nuestro deber estudiar y analizar nuestros hallazgos, para poder orientar a los pacientes, a sus cuidadores y también a los gobernantes con poder de decisión sobre legislación sanitaria.

Por estos motivos recabamos datos los datos de estos contactos, un estudio realizado con nuestros pacientes, de la Unidad de Trastornos Funcionales, y que ha sido publicado en Movement Disorders, revista internacional de gran prestigio, por lo que nos sentimos orgullosos y honrados. Según los datos del estudio estos pacientes sufrieron un deterioro de su estado de salud general pero sus síntomas motores permanecieron relativamente estables.

También queremos compartir otro estudio de un grupo de investigación español, gallego en este caso, sobre el impacto de la covid-19 en más de 500 pacientes con enfermedad de Parkinson. Desde aquí les damos la enhorabuena a nuestros colegas y difundimos sus hallazgos también publicados en Movement Disorders. De este estudio se desprende que, la más de la mitad de los pacientes con enfermedad de Parkinson (67%), si refirieron empeoramiento de sus síntomas motores durante el confinamientos.

Estas investigaciones han sido posibles gracias a la colaboración de los pacientes, que han ofrecido su tiempo de forma generosa, para contestar a las encuestas. Desde aquí, queremos mostrar nuestro más sincero agradecimiento, por ayudarnos a avanzar en conocimientos y obtención de datos. Nuestra esperanza es que puedan servir en un futuro para guiar intervenciones terapéuticas y así paliar el impacto del covid-19 en pacientes con trastornos del movimiento.

Entrada realizada por el Equipo del Programa de Trastornos del Movimiento:

0

Curso monitorización vídeo-EEG 2020

Publicado por:

Por cuarto año consecutivo, nuestro Equipo del Programa de Epilepsia, dirigido por el Dr. Gil-Nagel, ha organizado el «IV Curso de Monitorización de Vídeo-EEG», dirigido a neurólogos, neuropediatras y neurofisiólogos, que quieren profundizar en su diagnóstico clínico y neurofisiológico.

Debido a las circunstancias particulares de esta edición, provocadas por la pandemia Covid-19, el curso se ha adaptado, ofreciendo el contenido de forma virtual. Con el mismo enfoque que en ediciones anteriores, promoviendo la activa participación de los especialistas, y trasmitiendo estos conocimientos desde un punto de vista práctico y dinámico. Incluyendo charlas y casos prácticos, para explicar los aspectos técnicos de la electroencefalografía, semiología y EEG de epilepsias focales y generalizadas, diagnóstico de status epiléptico y condiciones relacionadas, estéreo-electroencefalografía y resultados de la cirugía.

El curso está dirigido a neurólogos, neuropediatras y neurofisiólogos, con especial interés en epilepsia, que quieran profundizar en su diagnóstico clínico y neurofisiológico.

Este año, para que los participantes pudiesen tener la posibilidad de participar activamente, y como novedad las charlas fueron enviadas previamente, y que de este modo pudiesen verlas y formular preguntas relacionadas con los temas tratados.

Durante los días 25 y 26 de junio, a través de dos sesiones virtuales:

  • Repaso de las charlas, dedicando tiempo a las preguntas de los participantes y comentarios de los ponentes.
  • Revisión de casos clínicos reales divididos en cuatro grupos de asistentes de 8/9 asistentes por presentador.

Todo esto ha sido posible gracias a una plataforma online que ha permitido compartir la pantalla del equipo de vídeo EEG y de las imágenes de RM, permitiendo una participación interactiva en la revisión de casos, en el proceso diagnóstico, y en la práctica clínica habitual. De esta forma se han podido revisar por cada paciente los posibles diagnósticos y enfoques terapéuticos, que en muchos casos pueden ser abiertos.

Estas sesiones han sido impartidas por por neurólogos especialistas en epilepsia, con amplia experiencia.

PONENTES

Antonio Gil-Nagel, Irene García-Morales, Rafael Toledano , Ángel Aledo, Beatriz Parejo Carbonell, Carla Anciones

Servicio de Neurología, Hospital Ruber Internacional de Madrid

0

Webinar: tratamientos experimentales Covid-19 y EP

Publicado por:

En estos momentos existen diversos tratamientos experimentales para tratar la COVID-19.

El comportamiento de estos medicamentos puede provocar diversos efectos secundarios, también hay que valorar la interacción con otros tratamientos de algunos trastornos neurológicos, como pueden ser la enfermedad de Pakinson (EP) y otros trastornos del movimiento.

Actualmente no hay datos que sugieran que ningún trastorno del movimiento, enfermedad de Parkinson, temblor, corea o distonía, aumente el riesgo de desarrollar COVID-19. Sin embargo, si se debe tener en cuenta, que pacientes con trastornos del movimiento pueden tener otros factores de riesgo, como edad avanzada, hipertensión, diabetes u obesidad, que pueden incrementar el de padecer infecciones por coronavirus graves.

La Dra. Mónica Kurtis, Directora de nuestro Programa de Trastornos del Movimiento, bajo petición de la Sociedad Internacional de Parkinson ha realizado una webinar en la que hace una revisión sobre posibles interacciones farmacológicas entre los medicamentos experimentales para la COVID-19 y los tratamientos utilizados en la enfermedad de Parkinson, el temblor, la distonía, la corea y los tics. El objetivo es  proporcionar una guía terapéutica para ajustar la medicación y asegurar el cuidado adecuado de estos pacientes si padecen una infección por coronavirus.

https://www.movementdisorders.org/MDS/Education/Workshops-Conferences/MDS-Webinars/2020/Treating-COVID-19-in-PD-and-other-Movement-Disorders-A-Review-of-Drug-Interactions.htm
0

Consejos para dormir lo mejor posible durante el confinamiento

Publicado por:

Las doctoras Laura Lillo y Milagros Merino, especialistas que trabajan en nuestro Programa de Medicina del Sueño, dan una serie de consejos para dormir mejor durante el confinamiento:

1. Mantener unos horarios estables para acostarse y levantarse, con una diferencia máxima de 2 horas en los fines de semana.
2. En el caso de teletrabajo, evitar prolongar el horario de trabajo hasta la noche.
3. Cuidar las condiciones del dormitorio al acostarse:

  •  Oscuridad total
  •  Temperatura entre 19-22º C
  •  Ambiente silencioso
  •  Evitar televisión, ordenador, tableta o móvil

4. Limitar la utilización de la cama para dormir y para la actividad sexual.
5. Durante el día mantener la casa lo más iluminada posible con luz natural o, en su defecto, eléctrica.  La alternancia de luz durante el día, y oscuridad en la noche, promueve el ajuste de nuestro ritmo de sueño.
6. Mantener unos horarios de comida estables. Esto también ayuda a regular nuestros ritmos biológicos, entre ellos el sueño.
7. Cenar ligero, y al menos 2 horas antes de ir a la cama.
8. Evitar tomar infusiones antes de dormir. La ingestión excesiva de líquidos antes de ir a dormir suele despertar durante la noche para orinar.
9. Hacer ejercicio físico a diario, preferentemente por la mañana. Evitar hacerlo más tarde de las 20 horas.
10. Limitar el consumo de estimulantes (cafeína, teína, tabaco), y nunca tomarlos después de las 19 horas.
11. Evitar el consumo de tabaco y alcohol.
12. Crear una rutina antes de ir a la cama por la noche, incluyendo actividades relajantes o placenteras.
13. En el caso de dormir la siesta, no es conveniente que exceda de 30 minutos.
14. Evitar tomar medicinas fármacos para dormir, salvo prescripción médica.

Autoras: Dra. Laura Lillo y Dra. Milagros Merino

25 de mayo de 2020

0

Covid19 : Síndrome post-UCI

Publicado por:

Desde el inicio de la epidemia por Covid19, hasta principios de mayo de 2020, se han notificado más de cuatro millones de casos en todo el mundo.  Los síntomas y signos más frecuentes son fiebre, tos seca, astenia, anosmia y disnea.  El  30% de las personas con COVID19 requieren ingreso hospitalario y un 4% se consideran en estado crítico, definido como la necesidad de ventilación mecánica u otro criterio de ser atendidos en UCI.

Los avances desarrollados en los últimos años dentro del campo de la Medicina Intensiva han aumentado de forma significativa la supervivencia de pacientes con enfermedades críticas.

Hasta un 50% de pacientes con enfermedades críticas, van a presentar lo que se conoce como síndrome post-cuidados intensivos (UCI), que cursa con debilidad en extremidades, alteraciones cognitivas y/o trastornos del ánimo, que no estaban presentes antes del ingreso o que se han exacerbado.

Este síndrome tiene una importante repercusión en la calidad de vida de las personas, dado que se ha visto que un año después del ingreso en UCI, el 30% de personas no puede retomar a su trabajo habitual y un 25% va a requerir ayuda para las actividades básicas como el vestido o el aseo.

En el artículo titulado “Covid-19 and Post Intensive Care Syndrome: A Call For Action”,

publicado en abril de este año, en el Journal of Rehabilitation Medicine,  médicos de Servicios de Rehabilitación de hospitales en Suiza y Holanda, alertan de la necesidad de prepararnos para poder atender al aumento del número de pacientes con este síndrome secundario a Covid-19 y evitar que las Unidades de Rehabilitación se colapsen como ha ocurrido con las UCIs.

Factores como la edad avanzada o  determinadas enfermedades previas como el deterioro cognitivo, enfermedades neuromusculares o patología psiquiátrica aumentan el riesgo de padecer este síndrome.

También se ha relacionado con aspectos derivados de la estancia en UCI como la necesidad de ventilación mecánica y su duración, el síndrome de distrés respiratorio agudo, la sepsis, el uso de algunos fármacos (sedantes, corticoides, bloqueantes musculares) o la inmovilización prolongada. 

Los síntomas más frecuentes del síndrome post – uci se clasifican en 3 grupos:

  1. Síntomas motores, que en función de la severidad pueden ir desde una leve  torpeza para caminar con caídas hasta la parálisis de las 4 extremidades. Se debe a una afectación de los nervios periféricos y/o de los músculos, conocida como la polineuropatía-miopatía del paciente crítico. En ocasiones esta debilidad puede extenderse a los musculatura facial y faríngea provocando dificultad para tragar (disfagia).
  • Síntomas cognitivos que incluyen problemas de atención, concentración, fallos de memoria o disfunción ejecutiva. Estos síntomas pueden limitar de forma significativa la autonomía de la persona (ej. pueden olvidar las tomas de medicación o tener dificultad para realizar tareas cotidianas). En mucha ocasiones, como los síntomas motores son más llamativos, no se presta la adecuada atención al diagnóstico y tratamiento de estos síntomas cognitivas. 
  • Trastornos del ánimo como la ansiedad, depresión o incluso el síndrome de estrés post-traumático. Pueden cursar con irritabilidad, inquietud, fatiga, tristeza, insomnio y/o pérdida de apetito.  

El diagnóstico del síndrome post-UCI es fundamentalmente clínico, basado en los antecedentes médicos del paciente, la exploración neurológica y la realización de un estudio neuropsicológico con test estandarizados que evalúan el estado cognitivo y emocional. En ocasiones, se completa el estudio con un electromiograma para valorar la polineuropatia-miopatia del paciente crítico.

Este síndrome puede afectar a pacientes que han sido ingresados en cuidados intensivos por covid19.

El tratamiento se basa en medidas preventivas y en el inicio precoz de la rehabilitación. Dentro de las medidas preventivas es importante reducir en lo posible el uso de algunos fármacos (ej. corticoides, sedantes) y vigilar el estado nutricional de la persona para evitar la desnutrición. Diversos estudios evidencian que la rehabilitación física, no sólo facilita la recuperación motora, sino que también disminuye los problemas cognitivos, las alteraciones del ánimo y mejora de forma significativa el grado recuperación funcional que alcanzan las personas con síndrome post-UCI.

Este tratamiento comienza con movilizaciones durante la estancia en UCI y con frecuencia se continúa tras el alta hospitalaria. Es un tratamiento multidisciplinar, en el que participan de forma coordinada médicos intensivistas, neurólogos, psiquiatras y equipos de rehabilitación. Cada paciente va a precisar un tratamiento individualizado en función de los síntomas que presente.

El fisioterapeuta y el terapeuta ocupacional tratarán los síntomas motores,  el logopeda los problemas para tragar o para hablar y el neuropsicólogo los síntomas cognitivos.

Nuestra Unidad de Neurorrehabilitación, tiene una amplia experiencia en el tratamiento de esta patología y trabaja de forma coordinada con el equipo de UCI del hospital Ruber Internacional.

Bibliografía

  1. Información científica técnica. Enfermedad por coronavirus, COVID-19. Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Ministerio de Sanidad. Actualización de 17 de abril  2020
  • Griffiths J, Hatch RA, Bishop J, et al. An exploration of social and economic outcome and associated health-related quality of life after critical illness in general intensive care unit survivors: a 21-month follow-up study. Crit Care 2013; 17: R100.
  • Marra A, Pandharipande PP, Girard TD, et al. Co-Occurrence of Post-Intensive Care Syndrome Problems Among 406 Survivors of Critical Illness. Crit Care Med. 2018;46(9):1393.
  • Stam HJ, Stucki G, Bickenbach J.Covid-19 and Post Intensive Care Syndrome: A Call for Action. J Rehabil Med. 2020 Apr 15;52(4).
  • Rawal G, Yadav S, Kumar R. Post -intensive care syndrome: an overview. J Transl Int Med 2017; 5: 90–92.
  • Schweickert WD, Pohlman MC, Pohlman AS, et al. Early physical and occupational therapy in mechanically ventilated, critically ill patients: a randomised controlled trial. Lancet 2009; 373: 1874–1882.
  • Hopkins RO, Suchyta MR, Farrer TJ, et al. Improving post-intensive care unit neuropsychiatric outcomes: understanding cognitive effects of physical activity. Am J Respir Crit Care Med. 2012 Dec;186(12):1220-8. Epub 2012 Oct 11.

Autor: Dra. Elena Riva Amarante. Mayo 2020.

0

Encuesta sobre el impacto de la Covid-19 en las familias con niños con epilepsia de origen genético

Publicado por:

El Programa de Epilepsia del Servicio de Neurología del Hospital Ruber Internacional de Madrid, ha publicado los resultados de una encuesta, sobre el impacto de la Covid-19 en las familias con niños con epilepsias de origen genético.

La encuesta ha sido realizada a nivel nacional, contando con la colaboración de asociaciones de pacientes y otros profesionales.

Los resultados de este estudio revelan, que el confinamiento y un el sistema sanitario centrado en la atención de los pacientes con Covid-19, han provocado que un 30% de estos niños (con epilepsias de origen genético) empeoren su comportamiento y un 15% han visto agravadas sus crisis epilépticas.

El estudio se ha realizado a 277 cuidadores de pacientes con epilepsias graves.

Las epilepsias que sufren estos niños (epilepsias genéticas y encefalopatías del desarollo) son un grupo heterogéneo de enfermedades raras. Sufren crisis epilépticas difíciles de controlar con fármacos (epilepsias farmacoresistentes), generalmente asociadas a otros trastornos neurológicos, como alteraciones de conducta o discapacidad intelectual, lo que les hace especialmente vulnerables a las circunstancias vividas con esta epidemia.

Un 51,8% de estos pacientes no ha tenido acceso a sus terapias de estimulación y rehabilitación

Nueve de estos pacientes han perdido capacidades adquiridas previamente, relacionadas con el lenguaje o la capacidad de caminar, lo que ha supuesto una regresión neurológica.

A pesar de contar con herramientas como la telemedicina el 62,8% de estos pacientes no ha podido mantener contacto con su neurólogo.

Aquellos pacientes que no disponían de un domicilio con terraza o jardín han sufrido un mayor empeoramiento, como se ha podido evidenciar, con la encuesta realizada.

Otros datos relevantes:

  • 9% no tuvo acceso a sus fármacos habituales por desabastecimiento
  • 20% no fueron a urgencias por miedo
  • Los cuidadores a cargo de estos pacientes han sufrido ansiedad (68,6%) y depresión (69,7)
0

Estudio sobre el efecto de la Covid en trastornos del movimiento

Publicado por:

La pandemia por el nuevo coronavirus ha causado problemas de salud, en muchas personas, incluso más allá de las propiamente infectadas. Como neurólogos, hemos visto cómo nuestros pacientes han sufrido las consecuencias del confinamiento, al no poder salir a pasear, no poder acudir a terapias y no poder tener acceso a algunos tratamientos hospitalarios.

Por este motivo, en nuestro Programa de Trastornos del Movimiento y en colaboración con otros colegas, hemos diseñado un estudio para investigar las consecuencias de la enfermedad por el SARS-CoV-2, denominada Covid19, en pacientes con trastornos del movimiento. Esperamos que ayude a la comunidad médica, a los pacientes y, en un futuro, a las asociaciones y administraciones.

Si tiene:

  • una ataxia,
  • una distonía
  • o un parkinsonismo

y quiere contarnos cómo le ha afectado, la pandemia y el encierro de estos últimos meses, esta es su oportunidad. Le queremos dar voz.

Participe en esta encuesta y cuéntenos cómo le ha afectado el coronavirus. Tardará unos 5 minutos.

Encuesta COVID & Trastornos del Movimiento

Autora: Dra. Celia Delgado Suárez, Neuróloga Fellow. Programa de Trastornos del Movimiento. Servicio de Neurología del Hospital Ruber Internacional

Autora: Dra. Mónica Kurtis, Directora del Programa de Trastornos del Movimiento. Servicio de Neurología del Hospital Ruber Internacional

0
Página 1 de 3 123