Los atrapamientos o lesiones de las ramas terminales del nervio trigémino, diferentes de los nervios nasociliar y supraorbitario, pueden originar un dolor referido en el área inervada por la rama afectada.

Como ejemplo son las neuralgias de los nervios infraorbitario, lingual, alveolar y mentoniano.