El síndrome de Guillain-Barré se caracteriza por una afectación difusa del sistema nervioso periférico de inicio agudo y mecanismo inflamatorio.

El síntoma más característico consiste en una debilidad generalizada y ascendente (comienza en las piernas y puede alcanzar los brazos y la cara).

Algunos pacientes tienen síntomas sensitivos y autonómicos (p.ej. oscilaciones de la tensión arterial, dificultad para controlar la micción).

El tratamiento precoz con inmunoglobulinas intravenosas o plasmaféresis puede mejorar la evolución.