El vértigo consiste en una sensación de movimiento del propio sujeto o del entorno. Con frecuencia se trata de una sensación rotatoria, pero también puede consistir en una sensación de impulsión o desplazamiento lineal.

La mayor parte de los casos son de origen periférico, dependientes de problemas del oído interno. En estos casos, los pacientes suelen tener vómitos intensos y síntomas auditivos asociados (p.ej. pérdida de audición, zumbidos).

Con menor frecuencia, el vértigo depende de lesiones situadas dentro del sistema nervioso central. En estos casos, los pacientes suelen tener otros síntomas neurológicos acompañantes (p.ej. visión doble, alteración del habla, pérdidas de fuerza o sensibilidad en la cara o las extremidades).

Conscience so violated excuse not, essay online but accuse