Artículos recomendados

Enfermedad de Parkinson e hipotensión ortostática

Publicado por:

La hipotensión ortostática (HO) es una disminución mantenida de la tensión arterial (TA) después de un cambio postural, generalmente al adoptar la bipedestación, causada por una disminución del gasto cardiaco o de las resistencias vasculares periféricas. Consideramos que existe HO cuando comprobamos una caída de la TA sistólica de al menos 20 mm Hg o de la TA diastólica de al menos 10 mg después de permanecer de pie durante 3 minutos[i].

La HO puede causar diferentes síntomas incluyendo mareo, inestabilidad, debilidad, cansancio, aturdimiento, dolor de cabeza, sensación de desmayo inminente y pérdida de conciencia.

En la enfermedad de Parkinson (EP) pueden aparecer alteraciones del sistema autonómico que pueden causar trastornos de la TA[ii]. Diferentes fármacos utilizados para el tratamiento de la EP también pueden ser causa de HO (ej. levodopa, rasagilina, agonistas dopaminérgicos).

En un estudio prospectivo efectuado en 185 pacientes con EP se ha evidenciado HO en el 65,4% de los casos[iii]. Estos datos plantean la necesidad de ser activos en la detección y tratamiento de la HO en los pacientes con EP.

Refeferencias:

[i] Freeman R. N Engl J Med 2008; 358: 615-624

[ii] Goldstein DS. Lancet Neurol 2003; 2: 669-676

[iii] Hiorth YH et al. Neurology 2019;93: e1526-e1534. doi:10.1212/WNL.0000000000008314

 

0

Metilprednisolona intravenosa a dosis altas en los pacientes con lesión medular aguda

Publicado por:

Hace 29 años se publicó un estudio que señalaba el beneficio del tratamiento con metilprednisolona intravenosa a dosis altas en los pacientes con lesión medular aguda [1]. Esta ha sido la actitud terapéutica que hemos mantenido durante años. Desde entonces se habían publicado estudios con datos contradictorios sobre la eficacia de este tratamiento.

En Neurology Liu y colaboradores [2] publican el resultado de un meta-análisis en el que los resultados señalan que la utilización de metilprednisolona intravenosa a dosis altas no contribuye a una mejor recuperación y puede ser causa de complicaciones (infección respiratoria, hemorragia digestiva).

Referencias:

[1] Bracken MB et al. N Engl J Med 1990;322: 1405–1411.
[2] Liu Z et al. Neurology 2019;93:1-10. doi:10.1212/WNL.0000000000007998

0