Es una enfermedad degenerativa no hereditaria, clasificada dentro de los parkinsonismos atípicos, que se caracteriza por la combinación de diversos síntomas:

  1. Disfunción autonómica y urinaria: hipotensión ortostatica (disminución de 20mmHg en la sistólica o 10mmHg en la diastólica), incontinencia urinaria o vaciamiento incompleto de vejiga, disfunción eréctil en el varón.
  2. Síntomas similares a la enfermedad de Parkinson:  rigidez, bradicinesia (reducción progresiva de la velocidad y amplitud de los movimientos voluntarios durante las acciones repetitivas), inestabilidad postural, temblor.
  3. Alteración  cerebelosa: ataxia de la marcha o extremidades, disartria atáxica nistagmus.