Cefalea es sinónimo de dolor de cabeza y es por tanto un síntoma.

Existen muchos tipos de cefaleas, que se clasifican según donde duele, la intensidad y duración del dolor, como se inicia, y que otros síntomas acompañan al dolor.

La gran mayoría de las cefaleas son primarias, es decir, debidas a un mal funcionamiento del sistema nervioso central, que hace que la cefalea en si misma sea una enfermedad, como por ejemplo la migraña o la cefalea de tensión.

En menos del 5% de las series, los dolores de cabeza son debidos a una causa identificable, por ejemplo: una lesión estructural del cerebro (tumor, malformación vascular,) o secundaria a otro proceso (infección, causa metabolica ect).

Es fundamental que un medico evalúe al paciente con dolor de cabeza, sobre todo si aparecen una serie de síntomas o signos médicos que consideramos de alarma:

  1. Cefalea intensa de comienzo súbito
  2. Empeoramiento reciente de una cefalea crónica
  3. Cefalea de frecuencia o intensidad creciente
  4. Cefalea que además presente:

Trastorno de conducta o del comportamiento

Crisis epilépticas

Alteración neurológica focal

Papiledema

Fiebre

Náuseas y vómitos inexplicables por una cefalea primaria (migraña) ni por una enfermedad sistémica

5. Cefalea precipitada por un esfuerzo físico, tos o cambio postural
6.  Cefalea que no responde a un tratamiento teóricamente correcto
7.  Cefalea de inicio por encima de los 50 años
8.  Cefalea de presentación predominantemente nocturna
9.  Cefalea en pacientes oncológicos o inmunodeprimidos