El edema de papila es debido a la obstrucción del flujo axoplásmico a nivel de la lámina cribosa.

Es un hallazgo inespecífico que puede deberse a múltiples causas. El edema de papila puede ser unilateral o bilateral.

El edema de papila unilateral es característico de la neuritis óptica anterior (papilitis) y de la neuropatía óptica isquémica anterior (NOIA).

El hallazgo de edema papilar bilateral con escasa sintomatología visual es característico de la hipertensión intracraneal.

La mayoría de las neuropatías ópticas que cursan con edema de papila bilateral se acompañan de disminución de la agudeza visual, alteración de la visión de colores y alteraciones campimétricas.

Las causas son múltiples incluyendo inflamatorias, infecciosas, infiltrativas, compresivas, isquémicas, desmielinizantes y tóxicas.