Un glioma cerebral es un tumor derivado de las células gliales. En condiciones normales, las células gliales actúan como un sistema de soporte estructural y metabólico, necesario para el correcto funcionamiento de las neuronas.

En el caso de los gliomas se produce una proliferación celular excesiva, capaz de originar síntomas locales (p.ej. pérdida de fuerza o sensibilidad, deterioro de funciones superiores) y generales (p.ej. dolor de cabeza, vómitos, bajo nivel de conciencia).

Los gliomas cerebrales incluyen varios tipos, dependiendo de su composición celular (astrocitomas, ependimomas, oligodengrogliomas) y su grado de malignidad (grados I a IV).