La hidrocefalia a presión normal consiste en una dilatación progresiva de los ventrículos cerebrales, que se inicia a edades avanzadas y cursa con una combinación de deterioro cognitivo, alteración de la marcha e inconciencia urinaria (triada de Hakim-Adams).

Algunos casos se inician tiempo después de una hemorragia subaracnoidea o una meningitis, pero con frecuencia no se identifica una causa concreta.

El tratamiento de elección consiste en la implantación de una válvula de derivación ventricular. La selección de los pacientes para este tratamiento puede resultar muy complicada.