La hipertensión intracraneal idiopática es un síndrome neurológico caracterizado por síntomas y signos de hipertensión intracraneal en ausencia de lesión estructural, hidrocefalia o infección.

Es más frecuente en mujeres jóvenes o de edad media obesas. La manifestación clínica más frecuente son dolores de cabeza asociados a oscurecimientos visuales, disminución de la agudeza visual y defectos campimétricos (escotomas).

A veces puede aparecer visión doble debida a afectación del nervio abducens (VI nervio craneal). En el fondo de ojo se evidencia edema de papila (papiledema) bilateral. Puede llegar a provocar ceguera irreversible.