El mareo consiste en una sensación molesta de desorientación espacial.

También se ha definido como cualquier molestia situada en la cabeza diferente al dolor.

Dentro de este término se engloban varios problemas más específicos, tales como el vértigo (sensación de movimiento propio o del entorno), el presíncope (sensación de desmayo inminente) y la inestabilidad (sensación de desequilibrio).