La mielitis transversa consiste en una inflamación de la médula espinal que afecta a uno o varios niveles medulares de forma completa o casi completa.

Cuando la lesión se sitúa en la médula cervical se producen síntomas en las cuatro extremidades.

Cuando la lesión se sitúa en la médula dorsal, se afectan solo las extremidades inferiores.

Las mielitis transversas pueden aparecer de forma espontánea (formas idiopáticas), tras un cuadro infeccioso (formas postinfecciosas) o asociadas a otras enfermedades neurológicas o generales (p.ej. esclerosis múltiple, neuromielitis óptica, lupus eritematoso).