El síndrome de Horner (Síndrome de Claude-Bernard-Horner) es un cuadro clínico causado por una lesión de las fibras nerviosas, que comienzan en una parte del cerebro llamada hipotálamo y van hasta la cara.

Las manifestaciones clínicas incluyen pupila contraída (miosis), caída del párpado (ptosis), ojo hundido (enoftalmos) y sequedad facial (anhidrosis) del lado de la lesión. La lesión de las fibras nerviosas simpáticas puede localizarse en el cerebrotronco del cerebro, médula cervical, raíces nerviosas, arteria carótida, seno cavernoso u órbita.

Deben efectuarse los estudios complementarios adecuados para demostrar la causa de la lesión.