El síndrome de piernas inquietas es un trastorno neurológico crónico caracterizado por una necesidad urgente de mover las piernas (aunque también puede afectar a los brazos,  asociada en muchas ocasiones de sensaciones desagradables).

Estos síntomas suelen aparecer o agravarse al final del día y en situaciones de reposo y ceden cuando el sujeto mueve las piernas. Es una enfermedad muy frecuente, sobre todo en mujeres y en sujetos mayores de 50 años.

Sin embargo también puede aparecer en niños y adolescentes, en quienes los síntomas son a menudo confundidos con otros trastornos e, incluso, atribuidos a cuadros de ansiedad.