1. ¿Por qué las personas con epilepsia necesitan un seguimiento estrecho y personalizado?

 La epilepsia es una enfermedad dinámica que cambia y evoluciona con las distintas circunstancias y etapas vitales de las personas que la padecen. Así, los factores que afectan a la enfermedad cuando somos adolescentes, son distintos a los factores que la pueden modificar cuando somos ancianos. Estos factores son variados pero igualmente importantes, y entre ellos se incluyen desde la calidad del sueño hasta la composición de la alimentación, el estrés, el estado anímico, la vida social, el contexto familiar, el ejercicio profesional, las enfermedades intercurrentes, los tratamientos actuales y previos o las intolerancias farmacológicas.

El éxito o fracaso en el control de las crisis epilépticas y las consecuencias derivadas de las mismas dependerá en gran parte de la habilidad del neurólogo/epileptólogo para conocer y lidiar con estos factores y adaptar cada terapia a la situación personal individual de cada paciente. Para ello, es necesaria una relación estrecha y personalizada entre neurólogo y paciente. Esto es especialmente importante en el caso de los pacientes pediátricos, en los cuales la variabilidad de la enfermedad es aún mas evidente, su desarrollo es más acelerado y la susceptibilidad a los efectos adversos de los fármacos puede ser mayor. Estos cambios pueden ser tan importantes, que incluso pueden las visitas cada 3 o 6 meses pueden no ser suficientes.

Sin embargo, las circunstancias actuales, en las que vivimos un aislamiento social obligatorio y el personal sanitario está (estamos) concentrados a veces en echar una mano con los pacientes afectados por COVID-19 o en cuarentena por contagio o riesgo de estarlo, dificulta este seguimiento estrecho de manera presencial. Por ello, en nuestro programa de Epilepsia hemos desarrollado un sistema de seguimiento telemático, en parte con consultas online vía video-consulta, en parte por correo electrónico, para intentar poner remedio a esta situación.

2. ¿Qué es la telemedicina? ¿Cuál es su utilidad real para las personas con epilepsia en particular?

La telemedicina es la prestación de servicios médicos a distancia. La tecnología actual nos permite que podamos realizar visitas médicas sin necesidad de salir de casa, contactando directamente con nuestro especialista mediante una llamada o vídeo-llamada. Esto ha supuesto un impacto positivo, no solo por la descongestión de las consultas y acortamiento de las listas de espera, sino a una mejora en la calidad de vida de los pacientes en cuanto a accesibilidad al médico y a evitar traslados innecesarios.

Muchos de las personas que tienen  epilepsia requieren visitas periódicas, a menudo en centros especializados lejos de su lugar de residencia. Otros, como factor añadido, tienen dificultades de movilidad que implica que varios miembros de la familia estén involucrados en sus cuidados y transporte para las visitas hospitalarias. Estas personas son los principales beneficiarios de las consultas telemáticas, las cuales además permiten una dinámica familiar más saludable al poder adaptarse a diferentes contextos y horarios.

3. ¿Por qué es importante hacer un “tele-seguimiento” de las personas con epilepsia?

El seguimiento telemático puede ser especialmente útil para las personas con epilepsia porque nos permite hacer un control estrecho de esta enfermedad compleja sin los inconvenientes que implica el transporte. Por lo general están en tratamiento con fármacos antiepilépticos, y es frecuente que puedan surgir dudas o efectos adversos derivados del mismo que es necesario resolver y tratar. Además, la naturaleza dinámica de la epilepsia, con la incertidumbre de cuándo aparecerán las crisis, hace indispensable la necesidad de contactos telemáticos antes de la cita prevista en muchas circunstancias. Un seguimiento estrecho puede ayudar al neurólogo en la prevención de efectos adversos potencialmente graves y también de acúmulos o cluster de crisis epilépticas y, con ello, una disminución del número de visitas a los servicios de urgencias.

Para solicitar consulta online: contactar +34-913875250 / secagnagel.rbi@ruberinternacional.es

Programa de Epilepsia, Hospital Ruber Internacional